LA VIDA EN PAÑALES: PRIMEROS PASOS

Los recién nacidos, ya viene con el reflejo de caminar heredado en su ADN por sus padres, pero aún su cuerpo no está maduro y desarrollado para eso. Por este mismo motivo, no hay que enseñarles a caminar, hasta que no esté maduro no lo va a conseguir o lo conseguirá de una manera que no es la correcta.

En el vídeo se ve que a través del ensayo de movimientos, poco a poco los va perfeccionando.

Se fija mucho en su hermano mayor, ya que él también quiere andar e intentará imitar lo que el haga, ya que es un ser social, pero no está preparado para ello, este le servirá de modelo. Nos fijamos que cuando está bañando al bebé no para de hacer movimientos, como decía Chokler en niño es puro movimiento, y hay que dejarlo actuar para que valla tomando el tono muscular y la agilidad que necesita poco a poco.  También se ve aquí que la madre está afianzando la relación afectiva con su niño ya que aprovecha este momento para transmitirle afecto; también  se ve cómo le va pasando la maño por su cuerpo, esto le servirá para ser consciente de las partes de su cuerpo y diferenciar lo exterior de lo interior de su cuerpo.

El bebé hasta que no haya conseguido soportar el peso de su cabeza, que es el doble de grande que la de un adulto en relación a su cuerpo, no podrá sentarse. Por ello es estúpido que se esté sentando a un bebé que todavía no sostenga su cabeza, ya que todo su esfuerzo se centrará en mantener el equilibrio y no caerse.

Cuando lo está vistiendo, su madre vocaliza las acciones que está llevando a cabo, esto coincide con la manera de actuar de las cuidadoras del instituto Loczy. Además aprovecha los giros de su hijo para poder vestirlo, ya que este ha adquirido la técnica del giro

El bebé ya tiene consciencia de que existe profundidad, ya que ve como caen las cosas, pero hasta que no se enfrente a la profundidad mediante el gateo no sabrá que es peligroso, por lo que hay que tener especial cuidado de él. Es curioso como el bebé reclama la necesidad de ir a por el paquete de pañales que se ha caído, ya que quería continuar con su proceso de experimentación, pero el adulto se lo está impidiendo, en este caso porque es peligroso , pero esto se da también en otros muchos casos.

El sentarse es un hito muy importante en el niño ya que su tono muscular es lo suficientemente fuerte como para mantener el equilibrio y conseguirá una visión vertical de su mundo, antes no se producirá.

Se ve como el bebé aprende a gatear a base del fracaso en su intento por coger su juguete, si el adulto le fuera hacer cado este juguete, sería mucho más dependiente de el, ya que no hace esfuerzo por conseguir lo que desea, sino que llorará para que el adulto se lo acerque, y esto no es lo que se pretende, al contrario queremos niños cada vez más autónomos. Si el gateo no lo consigue recurrirá a cualquier otra forma de desplazamiento, como la reptación, esto le ayudará a pensar como resolver conflictos y no a frustrarse.

Los bebés se adaptan al medio mediante la experiencia, por ello vemos en el video que hay niños que gatea de una manera u otra dependiendo de la circunstancias, con el tipo de suelo por el que se desplacen.

En esta escena también nos da un dato muy interesante, las acciones de los niños no son solo imitaciones, ya que este tipo  de desplazamiento no lo imitan de los adultos, pero recurre a él, ya que es la fórmula que ha conseguido por la necesidad de desplazarse. Pero esta misma acción le ayuda a su desarrollo cognitivo ya que debe acordarse a dónde quiere ir. Si un bebé se pasa a mayor parte del di en un carrito o en la cuna, no desarrollará tan rápido su inteligencia, ya que primero está lo motor, y luego lo cognitivo.

Ahora aparece una escena donde hay una escalera y en la entrada una valla para que el bebé no caiga, hay muchas personas que están en contra de ello, ya que el niño a partir del gateo le coge miedo a las altura, y por sí mismo cuando se acerque a las escaleras, le dará miedo y se alejará.

Esta nueva escena nos presenta a una madre y su bebé en una cafetería. Resulta extraño como un niño tan pequeño este gateando por toda la cafetería, sin apenas atención de la madre, y como a los clientes del bar les parece algo normal. Esto se debe a la concepción de infancia que tienen en ese lugar, porque se puede pensar que a los bebés hay que sobreprotegerlos, u observarlos bajo el punto de vista de que son personas que están madurando y relacionándose. Esta práctica poco usual en nuestro país, podría parecer que la madre no se preocupa por su hijo y se preguntarían como esa madre puede dejar a su hijo en el suelo con la cantidad de suciedad y restos de comida que hay en el suelo; pero la realidad es que si el niño está en contacto con las posibles bacterias y microbios de su entorno, será más inmune a ellas ya que habrá creado anticuerpos y por lo tanto cogerá menos enfermedades. Un ejemplo claro aparece en la película de Babies, donde el bebé africano está en contacto con agua sucia y restos de animales y tiene mejor aspecto que el resto.

También,  conforme valla explorando nuevos lugares irá dándose cuenta del lugar que  ocupa en el espacio exterior, según valla uniendo los mapas del espacio que va creando en su cabeza.

En la siguiente escena el pequeño, que gatea quiere subir una escalera por primera vez, si esto no se le permite, esta coordinación no la adquirirá de forma segura. Un ejemplo de ellos son los niños que bajan los escalones con los dos pies porque le da miedo caerse, esto seguramente de deba a que los padres y adultos que le rodean le han incrementado este sentimiento, porque el niño si aprende a subir las escaleras y a bajarlas por sí mismo no le tendrá miedo, ya que él sabe dónde están sus propios límites.                                                                                                                                              Al llegar al piso de arriba lo que se observa en la cara del bebé es satisfacción y orgullo de haber logrado su hazaña, esto también hará que sea un niño seguro y decidido.

En las siguientes escenas se ve a dos bebés aprendiendo a caminar, como necesitan tres puntos de apoyo, es bueno usar alguno como es el cochecito, pero por ejemplo el tacatá no es nada bueno para ellos porque esa no es la manera natural de andar, por lo que al dejar el tacatá puede llegar a tener más problemas en la marcha.

También aparece una madre motivando a su bebé para que ande. Esto confronta con el movimiento libre en el niño, ya que el adulto está controlando la situación y esta favorecerá que el niño sea un sujeto de reacción solamente y no de acción. Aunque el video defiendo todo lo contrario.

Al principio tiene que tener los brazos hacia arriba para poder mantener el equilibro, a medida que va tomando la practica va bajando los brazos. Gracias al simple hecho de empezar a caminar, ira controlando progresivamente el equilibrio y la coordinación.

Después de seis meses se ve la evolución del bebé de como antes andaba solo con las puntillas, y ahora apoya todo el pie empezando desde el talón y ya ha conseguido la suficiente madurez no solo para la marcha, sino para la carrera y el desplazamiento en lateral, todavía le quedan más movimientos por aprender y mejorar las técnicas que maneja.

En la última escena la niña de dos años, se está enfrentando al reto de bajar una escalera, requiere más coordinación y equilibrio que subirla. Pero esta niña se desenvuelve bien y con un poco de práctica por si sola aprende a bajarlas.

Todo esto lo han realizado los bebés sin la práctica ayuda del adulto por lo que aquí si se coincide con la teoría que defiende Mikler y Chocler, De que el niño es un  sujeto que se adapta al entorno, por eso no viene totalmente maduro y que cuando esté preparado para pasar a una nueva postura o movimiento lo hará sin ninguna necesidad del adulto.

BABY HUMAN, PENSAR.

        Es algo inherente al ser humano la capacidad de pensar, razonar y aprender. Esto quiere decir que al niño debemos guiarlo en este aprendizaje desde el momento de su nacimiento, buscando las actividades más adecuadas para su desarrollo evolutivo.

   Debemos de ofrecerles los más diversos estímulos, para que el bebé se vaya familiarizando cada vez más con ellos, y les dé un sentido, cada vez acorde con la realidad.

   El estímulo al que más responde el bebé, es a la cara humana. Esto se debe, a que es un mecanismo de supervivencia que traemos programado los humanos, desde el origen de la especie, de ello depende que el bebé reconozca a su madre, la persona que le va a ayudar a sobrevivir.

   Primero el bebé solo ve los contrastes, por lo que no sirve de nada que se le muestre imágenes detalladas, ya que solo verá colores y contrastes. Sin embargo, a las seis semanas de vida al niño se le despierta la zona del cerebro sensible a los estímulos visuales, por lo que es muy importante que el niño vea el rosto de las personas, ya que así empezará a distinguir los rasgos faciales comunes en todas las personas, es decir empieza a conocer su género.

   A las ocho semanas, el bebé empieza a relacionar todas las sensaciones que le provocan los estímulos, creando percepciones, estas serán cada vez más sólidas y se irán aproximando cada vez más a la realidad.

   En cuanto al mundo de los objetos, los bebés al principio no tiene conciencia de su permanencia, pero poco a poco van desarrollando este concepto. La mayoría de la gente piensa que este proceso no se inicia tan pronto, pero lo cierto es que un bebé de dos meses y medio no solo sabe que las cosas existen aunque no las vea, sino que tienen permanencia en el tiempo y el espacio. Nuestro papel como educadoras, a estas edades, será ponerle retos al bebé para que el, por su propia lógica y entendimiento, sea capaz de comprender este concepto. Es decir, propiciar que los niños a través de la experimentación, sean capaces de encontrar un objeto oculto, aunque se haya ocultado la acción de ocultar.

   Por otro lado debemos de propiciar los espacios y los materiales, para que el bebé vaya conociendo las características de los objetos  y las leyes físicas por las que se rige nuestro mundo. Por ejemplo propiciar actividades con el agua, o con objetos contenedores y contenidos. Al principio es normal que solo respondan a una de las leyes físicas, porque su desarrollo cognitivo, todavía no está preparado para enfrentar a más de una ley, pero poco a poco a través de las experiencia que propiciemos, irán respondiendo progresivamente a más de una a la vez.

   Una de las formas que tenemos el ser humano de clasificar los objetos es a través de las matemáticas. Mucha gente piensa que esta capacidad aparece en el primer o segundo ciclo de educación infantil, ya que es donde los familiarizan con los nombres de los números, pero casi todos los niños con seis meses ya tienen un concepto rudimentario de la suma y la resta, esto se debe al razonamiento lógico. Por ello, aunque los niños sepan el nombre de los números, no quiere decir que a cada número le asigne una cantidad, tenemos que fomentar juegos como el heurístico donde desarrollen el concepto de cantidad y poco a poco vallan asignando una cantidad a cada número.

    Otras de las formas de organizar el conocimiento es clasificando y formando categorías sobre las cosas. El cesto de los tesoros, al igual que el juego heurístico le ayuda a clasificar los objetos por tamaño, textura, color, forma, material y a relacionar los objetos que tienen las mismas características.

   El bebé, cuando ya está familiarizado con diferentes objetos y con las leyes de la física, entra en la etapa del uso de herramientas, aunque creamos que no, los niños desde muy temprana edad aprenden este concepto. Que lo aprendan, se debe a una necesidad de resolver  un conflicto cognitivo. Por esto mismo desde muy temprana edad debemos de rg actividades que respondan a este objetivo, así el niño poco a poco irá aprendiendo que todos los objetos se pueden usar como herramientas, y que un mismo objeto puede servirnos de herramienta para diversos usos. De aquí la importancia de los materiales divergentes. Por ejemplo un cubo puede servirnos como contenedor de agua, de objetos, como sombrero o como una plataforma a la que podemos subirnos para alcanzar un objeto alto.

   Para los bebés es difícil entender el mudo, trabajan como científicos y filósofos para comprender nuestro complejo mundo. Una de las tareas más difíciles para los bebés es entender el comportamiento y las intenciones de los humanos, al principio no entienden porque actúan de esta manera. Ellos siempre usan la lógica con la que están dotados, y comprenden que los acontecimientos están formados por secuencias. Por ello, cuando por ejemplo una niña llora, porque quiere el chupete, cuando la educadora se acerca a su mochila, la niña deduce que esta se lo va a acercar.

   Cuando trabajemos en la escuela infantil debemos de llevar a cabo los mismos pasos para que ellos comprendan lo que va a pasar. Por ejemplo siempre que toque la hora de la siesta, bajaremos las persianas y pondremos una música relajada, esto inducirá al bebé a pensar que toca la hora de la siesta.

   Por otro lado, los bebés deben de comprender que no todo el mundo piensa, siente y actúa del  mismo modo que ellos, sino que hay diversas formas de actuar pensar y sentir. Esto lo aprenden a través de la palabra NO.

   Si queremos que comprendan que los demás tienen unos sentimientos diferentes a ellos, propiciaremos actividades como:

  • Pintar caritas que expresen emociones como la alegría, la tristeza o el enfado, haciendo que el niño participe y diferencie entre una y otra emoción.
  • Mirarse enfrente de un espejo imitando diferentes emociones.
  • Hacer un teatro entre todos, donde cada uno tenga un papel que manifieste una emoción diferente.

   Para que los niños no crean que los adultos son las únicas personas que pueden pensar de manera diferente, es muy importante que tenga relaciones con sus iguales para que así comprenda que no todos tienen la misma forma de actuar ni de pensar. Por ejemplo un payaso a un niño le puede hacer mucha gracia, pero observa que a una compañera suya le da mucho miedo y está llorando. De esta forma, progresivamente ira desarrollando la empatía.

¿ De verdad es tan beneficiosa la LOMCE como nos dicen?

Si leemos su currículum, puede parecer que tiene un buen trasfondo, pero si indagamos detenidamente en cada una de sus frases y palabras nos damos cuenta que estamos volviendo a la ley de 70, la cual masifica y clasifica en función del éxito y fracaso medido en las revalidas. Suprime asignaturas tan necesarias para la vida como la lengua y las matemáticas, siendo estas Educación para la ciudadanía, Filosofía y Educación Plástica. Busca la uniformidad y privatiza.

Este vídeo que os dejo explica mejor las pretensiones ocultas de la nueva ley de educación en España.

¡Más que palabras!

Cuando hablamos de comunicación, creo que muchos de nosotros pensamos en la comunicación oral o la escrita, ya que estos lenguajes, son los que todos hemos trabajado y desarrollado más en la educación tradicional.

Si nos fijamos, todos los seres humanos nacemos con la capacidad de poder comunicarnos y expresarnos, cuando decimos expresarnos no nos referimos solamente a las palabras; No hay más que observar a la infancia para darnos cuenta de que tienes muchas formas de transmitir sus pensamientos, deseos, ideas, inquietudes, a través de  diversos lenguajes: artístico, corporal, gestual, plástico o lógico-matemático, además del oral y del escrito; Pero muchos de los adultos no tenemos adquiridas estas destrezas o se han quedado en el olvido.

Si reflexionamos esta cuestión, nos preguntaremos porqué sucede esto. No creo que el problema esté en que los niños/as a medida que van creciendo, se olviden de usar estas formas de comunicación; sino que la sociedad y el sistema educativo en el que estamos inmersos, limitan y paraliza estas capacidades innatas del ser humano.

ensuciado

Si echamos un vistazo al currículo de educación infantil,  la expresión a través de los diferentes lenguajes, se consideran contenidos básicos que se deben desarrollar y potenciar en el niño/a, ya que no solo desarrolla la comunicación sino también, otras áreas  del conocimiento, como la creatividad, la empatía o habilidades sociales, contribuyendo al desarrollo integral y pleno de los niños; Cuando pasa a la escuela primaria los contenidos se van centrando cada vez más en el lenguaje oral y escrito, pero no con un carácter global y enfocado a la vida, sino que se estudia segmentado en partes que no tienen conexión entre sí; a medida que se avanza en el sistema educativo, el estudio del lenguajes es cada vez más abstracto, fijándose solamente en las formas.

que es esto

Como consecuencia de ello, paulatinamente el niño, deja de desarrollar muchas de sus capacidades comunicativas, reduciendo su habilidad de expresar y comunicar a la mínima expresión.

Como ya hemos dicho antes, el fallo radica en los conceptos que tenemos la sociedad en general, sobre la enseñanza y el aprendizaje. Debemos de contribuir al cambio de esta visión. Empezando por nosotros mismos, como educadores, debemos dejar atrás la banalidad, el conformismo, la inercia y la pasividad, convirtiéndonos en cultivadores de todas las formas que posee el niño para comunicarse. Para ello, debemos de convertirnos en auténticos intérpretes y guías del niño.

Por otro lado, en la relación familia-escuela debemos de informar y hacer ver a las familias, que todas las formas de comunicación son importantes para el desarrollo del niño.

Aunque no podremos cambiar el sistema educativo de un día para otro, de esta forma, podremos contribuir al reconocimiento de la importancia de todos los tipos de lenguajes y formas de comunicación por igual.